Crítica en Zona Ruido de Revelaciones

Kain, banda de Medina del Campo, Valladolid, que ha sufrido varios cambios de formación durante su ya destacada trayectoria de diez años, acaba de presentar su esperado, anunciado y varias veces retrasado cuarto disco, “Revelaciones”, bajo el sello de Producciones Malditas. Primero no autoeditado.

Y tras unas primeras escuchas valió la pena la espera al presentar nueve temas con una calidad y fuerza muy buenas que muestran la evolución de la banda hacía un metalcore potente sin dejar de lado su pasado más heavy-thrash clásico. (Al fin y al cabo siguen siendo hijos de “Kain”).

Así comienzan el disco con una potente “Dogma”, que será su primer single, con una mezcla de sonidos entre Lacuna Coil y S.A, base melódica y voz atronadora cuando se le necesita, mezcla de sonidos que serán el hilo conductor de prácticamente todo el ritmo. De igual forma, continúan con “Para siempre”, con un sonido mucho más “común” y melódico pero que sigue mezclando ritmos y estribillos agresivos de manera muy acertada. Gustará a los fieles de la banda.

Después de la tempestad llega la brutalidad. El sonido más oscuro de Hamlet, el vozarrón de Machine Head o esa dualidad tan propia también de grupos como Koma se entremezclan en “Loco”, “Sin Piedad” y “Marionetas” para acabar en el bloque con “Quimeras” que, cual Pantera, roza el tradicional Thrash.

Casi acabando el disco, se presenta “Requiem”, un medio tiempo donde la letra, que llama a recuperar la ilusión y a superarse en la adversidad, parece toda una declaración de intenciones de la banda ante su realidad. (Dos años sin nuevo disco, nuevo cantante, etc…)

Tras esta, un redoble de batería nos recuerda qué estamos escuchando y nos presenta una genial “Falsas promesas”, buena sesión de heavy-metal. Con ganas de más llega la última, “Cicatrices” donde una vez más Terre y la banda nos deleitan con un sonido metalcore acompañado por voz desgarradora muy bien trabajada.

En definitiva, gran nuevo disco de Kain que evoluciona hacia un sonido metalcore muy potente sin olvidarse de su pasado más clásico y que con nueve temas deja con ganas de más. Esperemos que puedan presentarlo ampliamente en 2013.