Kain en Rafabasa.com

rafabasaDurante los últimos diez años los vallisoletanos KAIN, no han parado de trabajar. Desde que en el año 2004 publicarán su primer disco de forma independiente bajo el título de “Caín”, la formación siempre se ha mantenido firme en su actividad en directo, consiguiendo  superarse como banda con cada uno de  sus sucesivos lanzamientos,  “Génesis 4/16” (2006) y “Cuestión de Principios” (2008), con los que la formación consiguió una mayor repercusión al poner ambos trabajos a disposición de los fans a través de su página web.

Tras la publicación de este último disco, la formación se concentró en la actividad en directo,  descargando con bandas COMO BARÓN ROJO, OBÚS, ANGELUS APATRIDA,  BARRICADA, REINCIDENTES o artistas internacionales como METALLIUM o los  suecos EUROPE. Pero si hay una situación que ha macado la historia reciente de KAIN, es cuando su hasta entonces bajista Miguel Ángel López (Terre), pasó a hacerse cargo de las labores de vocalista, provocando a su vez, la entrada de Daniel Muñoz para encargarse  de las cuatro cuerdas. Con este nuevo line-up, completado por los veteranos, el guitarrista José Antonio Rodríguez (Hristo), y el batería Iván Arévalo, la banda grabó un nuevo EP titulado  “Redención”, en donde el ahora cuarteto, perfiló su nueva apuesta por un sonido más moderno y contemporáneo,    consiguiendo dotar a sus nuevas composiciones de un filo más agresivo y metálico, que junto a unas líneas vocales, arriesgadas y poco convencionales,  servirían de punto de partida para las composiciones que integran este “Revelaciones”.

Aunque en ningún momento el cuarteto parece renunciar a sus primigenias influencias, que marcaron sus anteriores entregas, hay que remarcar que desde el brutal inicio que proponen con  “Dogma”, la banda, comandada ahora vocalmente por Terre, muestra una clara evolución en su sonido, y deja patente que para este “Revelaciones”, el cuarteto ha optado por dar una nueva vuelta de tuerca a su sonido, adentrándose más en profundidad en los sonidos más vanguardistas que proponía su anterior EP “Redención”.  Así que lo que vamos a encontrar en el tema de apertura,  es un golpe sobre la mesa con el que KAIN demuestran que han vuelto dispuestos a arrollarnos con la crudeza de sus destructivos riffs, en un trallazo que desborda contundencia y actitud junto a una base rítmica al más puro estilo S.A., que se verá rematada por unas voces rugientes y afiladas, en unos textos duros, cargados de mala leche, que contienen un mensaje ácido y crítico, y que se  verán  alternados  con unas líneas vocales más melódicas, que darán una orientación especial al tema, definiendo las principales características de un tema inicial que será el encargado de marcar las directrices básicas sobre las que girará el nuevo álbum de los de Medina del Campo. Apostando abiertamente por los sonidos propios del metal-core, y demostrando la versatilidad de una banda que, pese a su veteranía, está abierta a experimentar con nuevas sonoridades, el cuarteto nos ofrece “Para Siempre”, un corte que contiene unas melodías envolventes sobre las que se alternaran pasajes protagonizados por las voces limpias, con la brutalidad propia de unas andanadas corrosivas, repletas de agresividad y voracidad metálica  protagonizadas por unas líneas vocales crudas y contundentes que darán empaque y rotundidad al corte junto a una base  rítmica afilada y aplastante.

Dentro de “Revelaciones”, la banda vallisoletana demuestra una gran polivalencia, sabiendo imprimir a cada una de sus composiciones una personalidad propia, pero siempre moviéndose dentro de unos patrones repletos de energía y agresividad, buena muestra de ello es “Loco”, uno de los temas más oscuros y contundentes de todo el álbum, una pieza en la que tienen cabida unos teclados que dan una ambientación siniestra al tema,  que se verá reforzada por las furiosas ráfagas de doble bombo que dan al corte una sonoridad prácticamente extrema. Siguiendo una línea similar, pero con un “feeling”  más intenso y rabioso, gracias al apoyo de los estribillos a dos voces, “Sin Piedad”, en donde vuelve a ser protagonista la crujiente base rítmica que se ve apoyada por unos riffs cortantes y demoledores.

Los riffs envolventes, típicos del  metal más contemporáneo, son los encargados de dar el pistoletazo de salida a “Marionetas”,  un corte en el que conviven la melodía con la furia thrashera protagonizada por unas aceleraciones vertiginosas de batería, y unas voces cambiantes, que se van envenenando, consiguiendo transmitir la rabia y desesperación de la que está impregnada el tema.  Pese a un inicio oscuro y lento, “Quimeras” es uno de los cortes más directos y metaleros de todo el álbum, convirtiéndose en una de las composiciones que mayor relación guarda con el pasado de la banda, un trallazo sin muchos cambios vocales,  en el que Terre apuesta por unos registros más rasgados, quizás no tan contundentes o extremos como en otros cortes, pero  que desbordan personalidad, sonando tremendamente compactos, demostrando la gran variedad de tonalidades que a lo largo de todo este “Revelaciones”, el cantante es capaz de sacar de sus cuerdas vocales.

Si durante todo el disco KAIN demuestran que son capaces de introducir unos muy destacables pasajes melódicos dentro de sus composiciones, en el medio tiempo “Réquiem”, el cuarteto da rienda suelta a su megalomanía, presentándonos un corte en el que se desmarcan completamente de la rotundidad y las voces rasgadas, para ofrecernos una composición con unas muy cuidadas armonías de guitarra y unas voces limpias y cristalinas, que serán las encargadas de  protagonizar el tema más comedido de todo el álbum. Tras el pequeño respiro que significa “Réquiem”, la contundencia regresa de la mano del roquero “Falsas Promesas” otro de los cortes que guarda mayor conexión  con la historia de la banda, apostando por unos sonidos que, si bien siguen siendo contundentes y melódicos, no tienen el carácter destructivo y cuasi extremo de los primeros cortes del álbum, concentrándose en un heavy metal más denso  y menos abrasivo.

El tema encargado de cerrar “Revelaciones”, supone un retorno a los sonidos más extremos y voraces a cargo de un aplastante “Cicatrices”, un tema que a mi entender resume perfectamente la propuesta ideada por KAIN de cara a este nuevo trabajo,  ya que en él están incluidos algunos de los pasajes más cañeros de todo el álbum, con poderosas ráfagas de incisivo metal-core, conducidos por una batería supersónica, pero también  pasajes melódicos con voces cristalinas que nos muestran, la dualidad de una banda que con este nuevo trabajo,  ha sabido dar un paso al frente y apostar decididamente por un estilo propio, en el que sin encasillarse,  han conseguido dar una personalidad propia y distintiva a cada uno de los temas sin perder sus señas de identidad.

Con la publicación de ” Revelaciones”  el cuarteto ha demostrado que afronta esta nueva etapa de su carrera con una gran amplitud de miras,  apostando abiertamente por unos temas variados, rebosantes de potencia y contundencia, pero donde tienen cabida unas amplias dosis de melodía,  que les permiten dejar  abiertas multitud de puertas de cara a desarrollar su propuesta en futuros lanzamientos.

Alfonso Díaz

Kain en Mariskalrock.com

Mariskal-portada

Desde Medina del Campo (Valladolid), nos llega Kaín, grupo ya veterano que a lo largo de sus diez años de vida  nos ha regalado tralla para dar y tomar, y que, por fin parece,  han conseguido una formación estable, y eso se nota en su sonido. En esta ocasión el álbum que traen bajo el brazo, ya no está autoeditado como sus tres anteriores trabajos, el sello Producciones Malditas ha sido el encargado de lanzar este ‘Revelaciones’.

En su nuevo larga duración, nos encontramos a una banda ya con muchas tablas y buen hacer,  han virado su sonido hacia derroteros muy Metal Core, aunque sin abandonar la base de su estilo, buen Heavy Metal pero sobre todo Thrash de gran altura; como nota común podremos asistir a la alternancia entre voces limpias y rasgadas en casi todos los temas, puro Metalcore.

Sus referencias están claras, desde Koma, Machine Head, pasando por Hamlet hasta llegar incluso a los celebérrimos Pantera, agresividad de armas tomar y un Metal contemporáneo  muy adaptado al correr de los tiempos.

La obra comienza con la brutal “Dogma”, metal aplastante, con guitarras pesadas, todo aderezado con la voz de Terre (abandonó el bajo para ser vocalista ahora) , que cumple a la perfección como maestro de ceremonias ante el sonido electrizante y contundente de la formación.

La guitarra lleva el peso de las composiciones, riffs directos y salvajes muy a lo Lamb Of God que dan al conjunto una seriedad y empaque fuera de toda discusión, prueba de ello son los temas “Loco” y “Sin Piedad”,  J.A. “Hristro” con las seis cuerdas se sale.

Bajan el ritmo y dejan que el Groove haga acto de presencia en cortes como “Marionetas” y “Cicatrices”, la sección rítmica, tanto al bajo como a la batería, marcan un ritmo despiadado y difícil de seguir.

No podemos dejar de comentar algo sobre “Quimera”, cambios de ritmo totales, que van desde guitarras acústicas hacia un estallido de metal brutal, gran canción.

Sobresaliente álbum de los Kain, el giro de su sonido ha sido más que acertado y, ya se sabe, los cambios no son fáciles.

Antonio Mautor

Kain en Maxmetal

logomm

El cuarto LP de los vallisoletanos Kain viene precedido de nuevos cambios en la formación. Terre pasa a ocuparse de las voces, y el puesto de bajo recae en Daniel Muñoz; a la vista del resultado el cambio les ha otorgado frescura, ya que este “Revelaciones” suena muy ágil, con una confluencia de estilos que desemboca en un sonido versátil a la par que contundente.

Composiciones llenas de fuerza, variadas, unas más cercanas al hardcore donde la caña y la explosividad son sus elementos principales, y otras que tienden más a un heavy tradicional donde es la melodía la que adquiere el protagonismo (incluso con algún toque melancólico). La banda ya lleva una extensa trayectoria a sus espaldas, su sonido ha ido madurando poco a poco, y a día de hoy ese eclecticismo metalero les otorga un arma importante con el que huir de estereotipos y sonidos lineales.

Esa imposibilidad de encorsetamiento hace que su disco suene fresco, se escucha de un tirón, y en definitiva hace que el talento puesto en estos 9 temas salte a relucir. Recomendable.

Juan José Díez

Crítica de “Revelaciones” en Metaltotal

Desde Medina del Campo (Valladolid), nos llega el nuevo trabajo de KAIN, una banda ya veterana que edita su primer larga duración de la mano de Producciones Malditas. Después de pisar muchos escenarios, y algunos cambios de formación la banda castellana nos presenta sus “Revelaciones” un disco de auténtico metal.

El principal cambio que nos encontramos en esta obra, es el de Terre, su bajista, que abandona las cuatro cuerdas y se pone al frente del micrófono, una variante que le otorga un aire fresco a la banda, endureciendo el sonido conjunto y afilando las composiciones. Musicalmente esta obra, es un paso más en una línea clara de la banda, mucho metal, con tintes thrash e influencias de metalcore. En cualquier caso, se trata de un sonido clásico, directo y lleno de fuerza.

“Dogma” con la que abren el redondo, es toda una muestra de rabia y fuerza. Ya en este tema vemos la capacidad vocal de Terre, con una voz dura y extrema, muy potente y que engrana a la perfección con el conjunto de las composiciones. Cortes con más melodía como “Para siempre” y “Sin Piedad” en un tono más melancólico contrastan con otros más thrash como “Quimera”. Aunque en líneas generales, estamos ante una banda de guitarras rápidas y afiladas cabalgando sobre una base arrolladora.

No quiero dejar pasar la ocasión de hablar de la labor de producción a cargo de Edu Samurai en sus Samurai Studios de Salamanca, pues creo que es una pieza importante a la hora de exprimir el sonido y la agresividad de la banda y plasmarlo en el disco. También pienso que esta banda, de composiciones tan directas y contundentes, se sentirá mejor encima de los escenarios, en la que poder expresar todo su potencial sonoro.

Tengo la suerte de conocer a este grupo desde hace años, y puedo deciros que los cambios y la madurez les ha ido asentando. No os engañéis, que eso no significa que se hayan suavizado, sino que en “Revelaciones” nos ofrecen un disco tan directo, rabioso y agresivo, como maduro.

Diego Bernardo

Revelaciones en Rockinspain

Tras 10 años de trayectoría y después de sufrir varios cambios de formación, los vallisoletanos Kain regresan con su proyecto más ambicioso hasta la fecha, en forma de 9 canciones de metal crudo y directo sin olvidar en ningún momento su faceta más melódica.

Desde la primera escucha una de las características que más llama la atención son los riffs secos y cortantes, siempre acompañados de una base rítmica muy potente con un doble bombo omnipresente tanto en las partes más agresivas como en las más melódicas y una voz capaz de cambiar de voces guturales a otras totalmente pacíficas sin esfuerzo, aunque estas últimas a veces quedan algo vacías, sin olvidar en ningún momento tesituras intermedias y rasgadas como las que podemos encontrar en “Quimeras” o la rockera “Falsas promesas” dónde el resultado es muy más compacto. A veces en su afán por explorar los extremos de su música suenan muy dispersos, como queriendo abarcar demasiadas sonoridades. Esto último dónde mejor se puede apreciar es en “Cicatrices”, tema que cierra el disco, y que comienza como una apisonadora, con una batería ultrapotente para mutar de repente en una canción muy melódica, y volver a cambiar un par de veces más durante la canción.

A pesar de todo, estamos ante unos músicos muy competentes, de lo que dan buena muestra de ello en temas como “Loco” dónde explotan la dualidad de su sonido, para convertir el tema en un auténtido demarraje vocal en su parte intermedia y volver a bajar las revoluciones hacia su final. También destaca “Sin piedad”, dónde bajo y batería toman el protagonismo tanto en el inicio más relajado,, como en la parte más cañera, o el gran trabajo de guitarras que podemos encontrar en canciones como “Para siempre”.
En definitiva, un grupo prometedor, con cosas que decir, pero que en mi opinión deberían de definar más su propuesta para conseguir un estilo más definido.

Fran Barcia